Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

0 Comentarios

Crónica Vinalopop 2011

Crónica Vinalopop 2011

· La primera jornada termina a medio gas por la intensa lluvia
· Sidonie y Los Pilotos salvan un sábado lleno de problemas, cancelaciones, retrasos y falta de información

Napoleón Solo en Vinalopop

VIERNES:

Nos alegró poder ver que podríamos ver a La Familia del Árbol cuando creíamos que sería imposible, nos avisaban por móvil que era hora de conciertos y el festival seguía cerrado, ¡Hay retraso de una hora!, decían.
Al llegar a la zona de conciertos pudimos comprobar que era cierto, y que sólo nos perdíamos a Inquiro y Darlejing Pop, sobre el escenario ya estaban los dos miembros de La Familia del Árbol solos, sin banda, sólo guitarra y percusión. Algo que no impidió los problemas por lluvia, la organización del festival pensó que para un evento al aire libre celebrado en el mes de octubre lo ideal era un escenario sin cobertura, se mojó el cableado y el todo empezó a oírse de pena. Nacho y Pilar lidiaron como pudieron los problemas de sonido, los ruidos y la intensidad creciente de lluvia. También tuvieron que soportar a un danzante y gracioso borracho, del que nadie hizo nada por evitar. Una pena, teníamos muchas ganas de ver las nuevas canciones.

Tras el principio del caos, DJ Guille amenizó con electrónica bastante cañera una más larga de lo normal espera para el concierto de Napoleón Solo, que de nuevo tuvieron que sufrir los graves problemas de sonido.
Cuando parecía que los problemas amainaban y empezaba a escucharse aceptablemente regular, la banda conseguía tocar un par de temas de En la Ópera (El Volcán, 2010) y una de las demos del nuevo trabajo, pero volvió la lluvia. Los granadinos no dejaron ni un momento de disculparse, de tocar bajo el intenso chaparrón y de demostrar el arte que tienen, pero poco a poco la gente fue huyendo del agua y resguardándose donde podía. A las 00h30 se paró el concierto y un miembro de la organización salió al escenario para anunciar la cancelación del evento: “Intentaremos que los grupos que no han tocado toquen mañana“.

Parece que los chicos de Hola a Todo el Mundo improvisaron un acústico para los pocos asistentes que quedaban por allí, nos lo perdimos.

 

Vinila Von Bismark en el Vinalopop

SÁBADO:

El sábado no se salvó de los problemas, un inexplicable y no explicado retraso de varias horas fue el protagonista de las primeras horas del festival y nadie parecía tener información al respecto. Sobre las 20h15 de la tarde, salió a tocar la banda local Aardvark Asteroid, al parecer la única banda del viernes que tocaría el sábado. Ofrecieron su dance rock al estilo de Franz Ferdinand, incluso el cantante nos recordaba a Alex Kapranos con un acento menos marcado.
Volvió a llover y el twitter oficial del festival iba retrasando una hora y otra hora la programación prevista. Finalmente con casi 5 horas de retraso y de nuevo problemas en el sonido, llegó el concierto de The Casters (antes Fuzzy White Casters), más parecidos a Klaxons que nunca tocaron varios de sus nuevos temas, su versión particular del Lead The Way de Carlos Jean y su inmediato y eficaz George.

Le tocaba el turno a Vinila Von Bismark & The Lucky Dados, que como es habitual nos trajo su recital de versiones y se rompió la voz para ofrecer un particular espectáculo de burlesque y rock and roll. Los asistentes ya parecían haber olvidado los primeros problemas y poco a poco se iba observando un aumento de asistentes considerable.

Calcando el estilo e incluso el acento madrileño de sus influencias más obvias, los chicos de Supersubmarina llegaron para comerse un escenario lleno de jóvenes que esperaban su actuación, a cambio obsequiaron a sus numerosos fans con un concierto directo y con su habitual repertorio lleno de hits. Pese a ser una banda que no ofrece nada nuevo ni nada destacable dentro del pop, Supersubmarina parecen haber llegado a la escena más exitosa del indie nacional. Funcionan.

Mucho más contundente y remarcable fue la actuación de Sidonie que se adelantaron a We Are Standard en la programacion. Intercalando El Fluido García (Sony, 2011) con sus temas más conocidos, los catalanes mostraron actitud y tablas en una montaña rusa de ritmos. Coro casi general y brazos levantados en las interpretaciones de “Costa Azul”, “Fascinado”, “Tormenta de Verano” e incluso de su último single “El Bosque”, del que echamos de menos el solo de guitarra. Sacaron su Sitar para poner la guinda al pastel, y cerraron el concierto con un bis de su tema más comercial: “El Incendio”. Definitivamente vuelven a molar.

Buena elección fue también el concierto de We Are Standard, que antes de llegar a su cotidiano funk-rock de We Are Standard (Mushroom Pillow, 2008) nos enseñaron lo que será su nuevo trabajo de rock psicodélico con el que por supuesto también triunfaron y nos dieron las esperanzas que necesitábamos para confiar en su futura carrera.

Media hora escasa duró el pop-kraut electrónico de Los Pilotos, que con guitarra, teclado y laptop unidos a extrañas y estelares proyecciones  presentaron su primer álbum homónimo y se convirtieron en el aplauso efusivo de los melómanos del lugar. Un directo lleno de melodías repetitivas, sonidos instantáneos y psicodelia pop que tuvo su final en su single Cero en Blanco, que cerró su actuación y el Vinalopop, pues de nuevo sin saber por qué, no hubo actuación de los deejays previstos.

 

CONCLUSIONES:

La idea de un festival en un entorno natural tan especial como L’Hort de Baix era buena,  buenísima, pero la ejecución del evento no llegó ni siquiera a ser regular. La excelente gestión de las barras -con gran cantidad de trabajadores- y la buena logística se vio eclipsada por una falta de información tremenda y por una capacidad de reacción muy mala.
La lluvia puede demorarte ligeramente el horario previsto, pero jamás es permisible empezar conciertos con cinco horas de retraso sin hacerlo saber al público asistente por los medios que sean. Tampoco es entendible que no se tapara el escenario tras la previsión de lluvia y tras un primer día de cableado mojado. Tampoco entendemos que no se informara de la cancelación de los deejays o de los cambios de orden en las actuaciones de algunas bandas…

No nos gusta ser duros con las personas que se esfuerzan en levantar un festival como éste y traernos música en directo a buen precio, pero es que después de llevarse en 2010 a The Pains of Being Pure At Heart a Murcia para sustituirlo por Love of Lesbian meses después, después de acusar al ayuntamiento de retrasar un segundo evento desde abril hasta octubre y después de perder a The Wave Pictures como cabeza de cartel, lo último que puedes hacer es organizar un caos de problemas de sonido, cancelaciones, retrasos y falta de información como el que se vivió en el Vinalopop. La lluvia no tiene toda la culpa y si quieren continuar con éxito tendrán que ser más responsables y rigurosos.

Fotos: Vinalopop

Comentar