Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

2 Comentarios

Disco: El Murmullo (Templeton)

Disco: El Murmullo (Templeton)
7

Bueno

Por

Templeton - El Murmullo

Aunque muchos nos convertimos automáticamente en fans de Templeton tras escuchar su álbum debut Exposición Universal (2009, Subterfuge) siempre nos quedó esa sensación de que pecaba de ser una montaña rusa de ritmos y estilos. Se habló mucho de los implacables himnos de pop La Rana o Brasil pero el resto del disco quizás quedó demasiado eclipsado al tener un tiempo demasiado pausado en comparación con ellos.

En El Murmullo nos encontramos justamente lo contrario, esta vez autoeditados y producidos por Paco Loco, Templeton han lanzado un decena de temas equilibrados, estables y directos con grandes dosis de pop tan fácil de asimilar que contentan los tímpanos desde la primera escucha, y con la única pega de olvidarse de hits tan perfectamente dirigidos como Las Casas de Verano e Invierno.

El inicio de Miércoles Capítulo queda casi perfecto para abrir el disco con una declaración de intenciones pop donde unos teclados quizás demasiado trillados y un inmediato estribillo dejan encima de la mesa como será el resto del compacto y como ha resultado ser la maduración de la banda. Una especie de meta-canción con una mención al tan de moda africanismo tropical que impera el indie mundial.

Cuando se ponen cañeros repiten la fórmula noisy de los tres hits de Exposición Universal aunque sin llegar a ser tan destacados respecto al resto del álbum. Es el caso de El Cazador donde los pedales y la distorsión toman todo el protagonismo.
Más calmados los encontramos Mar Cantábrico o La Semilla del Diablo se remiten a la ola de indie noventero que tan de moda han puesto últimamente algunas bandas en el pasado 2011 pero dejando claro el toque personal.

Templeton tampoco se olvidan de sus innegables referencias del pop español de los años 60 más beatle-iano, desde su primer single de sugerente vídeo de Los Días hasta el tema que cierra el álbum Vestido de Blanco que parece una versión mejorada de los primeros temas de Sidonie cuando todavía molaban. Se atreven con el viento metal de Miedo de Verdad y en Condiciones que todos los nostálgicos de las referencias más Brincos de Sexy Sadie agradeceránY sin olvidarse de la estabilidad pop que impera todo el disco también han dejado espacio para la psicodelia más tranquila de cuerda y percusión tan típica de The Beatles y hasta The Beach Boys transformada en uno de los mejores temas del disco: Entre los Sicomoros.

Todas estas piezas del puzzle sumadas a la escasa duración del álbum contribuyen a que tras escuchar El Murmullo nadie se resista a volverlo escuchar en una especie de bulcle infinito y de paso recordar ese fantástico y perfecto triángulo de melodías del primer álbum.

Comentarios

Comentar