Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

0 Comentarios

Últimos días antes de la desorbitada subida del IVA

Últimos días antes de la desorbitada subida del IVA

La Cultura No Es Un Lujo

Sólo quedan unos días para el 1 de septiembre, día en que se empezará a aplicar la espectacular subida del IVA aprobada por el gobierno para eventos culturales. Un aumento que casi triplica el impuesto que había hasta ahora – del 8 al 21% – y que sin duda tendrá consecuencias dramáticas para la industria de la música y sus clientes.

Para evitar que esta medida contraproducente afecte al consumidor final, son varios los promotores que han lanzado ofertas y oportunidades para intentar que los aficionados a la música puedan adquirir sus entradas con el 8%, que en casos como los festivales de más de 100€ significa un ahorro considerable.

 

Abonos Anti-IVA en el Primavera Sound o el Sónar

Los grandes festivales como el Sónar, el Primavera Sound o el FIB se caracterizan por atraer a miles de personas de fuera de España, por lo que esta subida les afectará a la hora de competir con eventos similares de otros lugares. Muchos de estos grandes eventos tienen ya a la venta abonos a precio reducido que sólo se podrán aprovechar hasta el viernes 31 de agosto. El primero de ellos cerrará el viernes su promoción que iguala los precios del Sónar 2013 con la edición del año 2006.

El Primavera Sound por su parte ha intentado adelantar la venta de abonos antes de lo posible, y ya ha conseguido varias tandas de entradas totalmente agotadas por lo que lanzó una oferta anti-IVA de abonos a 130€ y abonos combinados con el Primavera Club por 170 hasta ese día. Hasta el jueves 30 de agosto el festival tendrá activo un abono en tres plazos. Mientras, el FIB sigue con su abono reducido por 125€ y no se sabe todavía si aumentará el precio después del mes de agosto y otros festivales del próximo año han lanzado ofertas similares como el Santander Music Festival o el Sonorama.

Ramón Martín (DCODE): Va a poner en peligro que grandes figuras no vengan a España porque las entradas tendrían unos precios astronómicos.

Gabi Ruiz (Primavera Sound): El IVA al 21% es un muro infranqueable que el promotor no está en condiciones de afrontar.

Vince Power (FIB): No va a quedar más remedio que subir los precios.

Algunos de los festivales, como el DCODE madrileño (14 y 15 de septiembre), lo tienen todavía más difícil al tener una fecha mucho más cercana a la subida, algo que les dificulta la capacidad de reacción y cambia totalmente las previsiones. En la entrevista que How Pop Is Now? realizó a Ramón Martín, codirector del DCODE, recomendó a la gente que hiciera el esfuerzo de sacar antes las entrada. Es el mismo caso de otros festivales como el Ahambra Sound de Granada que subirá sus precios el día 1 o Europa Sur de Cáceres cuyo abono pasará de 20 a 26. Lo mismo ocurre con los circuitos de conciertos, un ejemplo es el Budweiser Live, que anunció hace unos días que el esfuerzo de los artistas contratados significará que no subirá el precio de las entradas.

Las grandes promotoras también sufrirán la subida de impuestos, Last Tour International enviaba hace unos días un comunicado con los nuevos precios que tendrán los conciertos de Keane, Awolnation o Enter Shikari. Un caso similar es el que sufrirán las salas, como por ejemplo la barcelonesa Razzmatazz, que se disculpaba en sus redes sociales de verse obligada a aumentar el precio de los Clubs hasta 17€.

Ricard Robles (Sónar): Nos obliga a rehacer todos nuestros planteamientos de cara al 2013. El impacto será muy, muy serio.

 David Jiménez-Zumalacárregui (Heart of Gold): Hará que desaparezcan las giras de grupos underground que están fuera de las grandes ligas mediáticas.

Alberto Guijarro (Primavera Sound):  Muchos se están planteando si la edición de 2013 es factible o no.

Todo ello llega en mitad de una crisis económica que ha estado afectando seriamente a la industria. Según un comunicado de la Asociación de Promotores Musicales durante el año 2011 se realizaron casi 1.000 conciertos menos que en 2010, y la facturación de los mismos bajó un 12,6%.

Las comparaciones con el resto de países de la Unión Europea son todavía más dramáticas. Prácticamente ninguno de los países de nuestro entorno supera el 7%, ni siquiera es el caso de Grecia, que pese a estar gravemente castigado por la crisis mantuvo la tasa de libros, cultura y hoteles en el 6,5%.

El único caso que podría acercarse sería, con mucha diferencia, sería el de Portugal, que hace unos meses aplicó una subida del IVA del 13% y significó además de cierres en salas y empresas, que el consumo de actos culturales se redujera a la mitad.

Comentar