Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

2 Comentarios

Disco: Ceremonia (La Bien Querida)

Disco: Ceremonia (La Bien Querida)
7

Bueno

Por

La Bien Querida - Ceremonia

Ceremonia (2012, Elefant Records) confirma la metamorfosis del sonido como sello de identidad de La Bien Querida, ahora con David Rodríguez oficialmente dentro. Si en su Fiesta (2011, Elefant) ya no hubo miedo al cambio, en este tercer disco de estudio la mutación se ha revalidado de nuevo, alejándose todavía más de aquella maqueta que la llevó a la fama.

Y a diferencia del segundo disco, donde fueron tanteando entre muchos flancos, en Ceremonia han centrado su cambio en las influencias, quizás demasiado obvias, de los primeros New Order. De hecho, en algunos temas como “A veces ni eso”, el peso de la melodía es excesivamente cercano a los hits de la banda de Manchester en música y estilo.Y el homenaje al synthpop de New Order o Kraftwerk no se queda ahí. Por ejemplo en el título, que parece buscar por si solo el recuerdo a “Ceremony”, o en la estética de la portada formada por triángulos y animales. A veces recuerdan también a Depeche Mode, por ejemplos en temas como “Más Fuerte Que Tú” o “Mil Veces”, muy eficazmente elegidas para el cierre del disco. La explosión ruidosa de esta última seguro que funciona a la perfección en directo y deja con la boca abierta a más de uno.

No obstante vuelven a caer en quien les animó a coger los micros, otorgándose a sí mismos un sello de identidad ante la evolución. Temas como “Aurora” o “Hechicera” parecen estar escritos por Los Planetas de La Leyenda del Espacio o Una Ópera Egipcia. Con ese flamenco intenso mezclado con pop que ya dieron de sí en sus anteriores discos. Aunque dejan atrás ese tono folklórico que tanto éxito le trajo en sus primera etapa y tiran hacia un ambiente mucho más oscuro y lúgubre. En Ceremonia La Bien Querida también han encapotado esa luz brillante que les siguió incluso en su segundo disco. Oscurecen la letra, pero también la música.

Lo fácil para la formación podría haber sido alargar el chicle del éxito y tomar un rumbo continuísta, pero ellos han elegido un camino difícil al volverse tan cambiantes. Las numerosas evoluciones en su sonido podría habernos hecho pensar en un cajón desastre de una banda sin personalidad, pero por contra parece que dejan encima de la mesa a La Bien Querida y encima han conseguido dejar atrás el hype lanzando al mercado un disco notable. Oscuro y denso, pero pegadizo y fácil de escuchar. Y encima ha creado una sana discusión entre lo uno y lo otro. La Bien Querida tiene tantos detractores como defensores. Pelea pelea pelea, tú siempre me decías.

Comentarios

Comentar