Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

1 Comentario

Disco: Gran Sol (Gran Sol)

Disco: Gran Sol (Gran Sol)
8

Notable

Por

Gran Sol - Gran Sol

Bonito por dentro y bonito por fuera. Así es el disco con el que han debutado los mallorquines Gran Sol. Su trabajo homónimo Gran Sol (Primeros Pasitos, 2012) llama la atención desde la caja, en relieve y de un brillante color dorado a la luz. Metáfora o no del juego entre oscuridad y luminosidad que nos encontraremos a lo largo de sus 11 cortes, el álbum parece estar destinado a convertirse en una pequeña obra de culto. Gran Sol es como una gran tormenta, con momentos en los que ya avisa de lo que va a llegar, otros de máxima intensidad y otros de calma tras lo que acaba de pasar, mientras el agua que ha dejado se escurre. Una metáfora del torbellino emocional que supone el disco, encarnado en la letra de “Storm”.

Jazz, post punk, guitarras potentes, atmósferas oscuras y elegancia, sobre todo elegancia. Pero también música mediterránea, recogida de manera más clara en las guitarras que evocan al sur en partes de “Storm”, “Social star” o “Again and again”. Esta mezcla se completa con una de las grandes claves de la banda, la voz de Noemí Garcies. Una rara avis dentro del circuito nacional, que viene del jazz y que dota a Gran Sol de un elemento diferencial que los hace casi únicos entre nuestras fronteras. Noemí es una especie de PJ Harvey con la sensualidad de Anna Calvi. Es capaz de pasar de la contención a la explosión épica con una naturalidad pasmosa, como en “Clever”, una de las canciones más notables del disco.

Pero esa voz tampoco sonaría igual de bien sin el acompañamiento de las envolventes guitarras capaces de crear atmósferas ruidosas (“Found”, “Clever”) y entramados misteriosos y melancólicos (“Don’t call her name”, “Strangelove”) como la imagen que la banda nacida de las cenizas del mítico grupo balear Demonio Sánchez proyecta. También interesante es la inclusión de las cuerdas, como se puede escuchar especialmente en “Blood” y también en “Storm” y “Social star”. Todo ello bajo la base que crea la batería a lo largo del álbum, dándole mayor empaque a un trabajo que en su conjunto destila elegancia y melancolía y que con cada escucha va ganando en matices. Una lástima que, según nos contaron, de momento parece que será difícil verlos en directo.

Comentarios

Comentar