Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

1 Comentario

Disco: Ø4. El Conjunto Vacío (Igloo)

Disco: Ø4. El Conjunto Vacío (Igloo)
7

Bueno

Igloo

Galiza calidade. Este conocido lema de los productos gastronómicos gallegos bien podría hacerse extensible a sus grupos. Estas tierras han dado en los últimos años a algunos de los máximos exponentes del noise más contundente, como son Triángulo de Amor Bizarro o Disco Las Palmeras! Igloo también gusta del noise, de las tormentas eléctricas y de las distorsiones, pero en un nivel que los emparenta más con bandas como Havalina. Pero dejando de lado los parecidos o no, Ø4. El Conjunto Vacío (Ernie Records, 2013) va ensamblándose pieza a pieza para dar con un resultado sólido, personal y coherente. Bonita metáfora de ello es la presentación del CD, que viene sin montar por completo, dejando parte de esta tarea a quien lo recibe. Hay hasta un tutorial en vídeo.

Este es un disco de épica contenida, que juega con un imaginario que todos tenemos creado para dar título y letra a buena parte de las 11 canciones que componen el que es el cuarto trabajo de la formación viguesa. Sus bases rítmicas potentes y atmósferas oscuras son el cobijo perfecto para la rabia y la tensión contenida que destila el álbum. Y el inicio con “La máquina de fabricar relámpagos” es una muestra de ello, con afilados punteos de guitarra y una poderosa batería. Esa rabia de la que hablábamos está más que presente en el single del disco, la mágica “Han Solo”, con un estribillo de esos que marcan la identidad de un grupo. También hay temas con un mayor protagonisto melódico, como “Todos los días amanece”, “Canción para el fin del mundo” o “Hada”. Pero es en los redobles de “Halloween vs Samaín” o la contundencia de “Ex” o “Mi gran evasión” donde ganan enteros y se mueven con mayor soltura.

Una de las sorpresas del disco es “Todo”, con presencia de sintetizadores y una clara vocación pop. Es un acercamiento que gusta desde el prinicipio, igual que “Sinatra”, otro de los temas destacados de este Ø4. El Conjunto Vacío. El mensaje esperanzador y de lucha emerge con fuerza entre unas letras que hablan de incertidumbre, algo inherente al tiempo en el que vivimos. Adentrarse en los caminos que Igloo han trazado con pulso firme es una aventura en la que nos empaparemos de la tormenta eléctrica de su sonido y de un imaginario de ciencia ficción, en el que el mundo de las pesadillas y de los sueños está muy presente. Han prometido ya que en el 2014 habrá una continuación de este disco, al que le antojamos un buen recorrido. Mientras, este verano habrá oportunidad de verlos en directo. La más cercana, mañana mismo, 4 de julio, en el Festival PopUp!

Tags

Comentarios

Comentar