Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

0 Comentarios

Entrevista Express: El Gran Manel

Entrevista Express: El Gran Manel

Manel Roig, ex colaborador de revistas musicales como Suite, Mondo Sonoro o el Lorito, se lanzó a la aventura musical en solitario hace un año, bajo el nombre de El Gran Manel con la publicación de su primer disco homónimo, un trabajo a medio camino entre el blues, el folk psicodélico y el noise, servido en formato low-fi, como él lo llama. Este sábado 20 de julio estará en el FIB, donde promete un concierto “muy intenso, muy psicodélico, contundente y bastante ruidoso en la parte final”. Como reconoce, le gusta más el ruido “que a un tonto el lápiz”. Y atentos, porque en un mes entra a grabar su segundo disco.

 

¿El blues ha vuelto o es que nunca se ha ido?

Todo es blues, niñas y niños. No, nunca se ha ido. Si acaso, ha estado bebiendo demasiado bourbon y la gente no se ha enterado. Definitivamente, sí, la gente no se ha enterado.

¿Atrevimiento o no eso de incluir una versión de Robert Johnson?

Para mi es lo más normal del mundo. Me dedico sistemáticamente a deconstruir la música que me gusta. Escucho de todo. El tema suena como meter a Beck con Thurston Moore, lo cual, para mí es lo más normal del mundo. Además, las versiones están para hacer irreconocible el tema original.

Muchas de las canciones de tu debut llevaban años escritas. ¿Cuál ha sido el motivo de tardar tanto en editarlas?

Hasta que no he tenido nada que decir, no he abierto la boca. Tengo 40 años, recién cumplidos en mayo. Creo que si hago este disco con 20, me sale una chufa imposible de tragar. Y eso que hay a alguno que le resulta intragable ahora, imagínate lo que hubiera sido sacarlo antes.

¿Has cambiado mucho, poco o nada de ellas? ¿Seguían vigentes hoy en día?

Como convivían conmigo, dentro de mi cabeza, la psique las ha retenido a base de buen vino y buena carne roja. “La Blanca Navidad”  se ha grabado exactamente como la tocaba hace 12 años. Tal cual.

Otro de los fuertes del disco son las letras, llenas de ironía y hasta de protesta.

“Apocalypsis blues” contiene una frase de Carlos Jesús, glorioso visitante de Raticulín, y “Tu Vida es un fraude”, parece que es un chiste, pero ambas tienen más mala leche y protesta que ironía. Conviven juntamente. Decían unos granaínos que vuelve la canción protesta. Si te refieres a “Mierda de Ciudad”, sí, creo que es un tipo de canción protesta que no se había escuchado anteriormente, así que es normal que sorprenda un poco. Ojo, en canciones de gente como Leonard Cohen o Bob Dylan supuestamente serias y dramáticamente amorosas, hay más coña e ironía de lo que uno puede pensar.

¿Qué aporta la banda al proyecto ¿personal? de El Gran Manel?

El Gran Manel soy yo. Así que para el directo, como no fuera la diosa Shiva, lo tenía jodido para sacar adelante el proyecto. Me he buscado a una serie de personajes que han dado aportado exactamente lo que necesitaba: psicodélico cuando así debía serlo, folky cuando lo pide el cuerpo, y ruidoso cuando los pedales buscan el wall of noise. Tengo a Ramón, un bajista de los Beef; a su hermano Paia a la batería; a Caustic Roll dave a la guitarra; y a Verónica de la Cruz, guitarrista, percusionista y mi media naranja. De nuestro directo hablan de Brian Jonestown Massacre, o los primeros Mercury Rev, así que no está mal. No puedo pedir más, la verdad. El directo del FIB va a ser sencillamente explosivo.

¿Se le hace raro al crítico musical ser criticado?

Ya lo dejé hace unos años. Soy ex-, como los ex-fumadores. La suerte es que todas las críticas han sido muy buenas. El sistema de jamones ha funcionado. Además, la gente sabe que tengo muy mala leche, y que una mala crítica hubiera supuesto verse expuesto a un peligro real a nivel personal.

Alguien nos decía que al Gran Manel hay que escucharlo de resaca. ¿Andan equivocados?

Totalmente. A El Gran Manel hay que escucharlo, más que de resaca, en pleno viaje.

¿Qué podemos esperar del directo en el FIB?

Pues quizás sea una de las sorpresas patrias del festival. Me conoce poca gente, pero la que me conoce me dice que se muere de ganas por verme, gente de toda España. Básicamente, va a ser un bolo muy muy intenso, muy psicodélico, contundente y bastante ruidoso en la parte final. Tenemos 30 minutos, así que iremos al grano desde el minuto cero. Empezamos tocando una versión fok blues del “I´m Waiting For The Man”, de The Velvet Underground, a la que bauticé como “Espero a Mi Dealer” y acabamos invocando el espíritu de los Sonic Youth, en la cover de Robert Johnson “Tengo Una Mujer tan Buena”, que creo que durará 8 minutos. En fin, me gusta el ruido más que a un tonto el lápiz.

¿Hay segundo disco a la vista? ¿Nos puedes avanzar algo?

Pues sí, tengo unos 20 temas preparados. Será como el disco blanco de The Beatles, un cajón de sastre donde cabrá de todo. Va a ser algo muy muy muy loco. En un mes entro a grabar ya, de una maldita vez. Ganas.

La Selección de El Gran Manel

Voy a tratar de ser lo más anti-tópico posible, más que nada para joder. Ya que la gente se esperará temas raros underground ruidosos…




1. Smith Westerns – Idol

Dream pop luminoso perfecto.
Youtube


Bigott - The Orinal Soundtrack

2. Bigott – Bar Bacharach

Me parece de una lírica y una melodía nunca vista antes por aquí. Preciosa y emotiva por el transfondo (Algora in memoriam).
Youtube




3. Beach House – All the years

Debe estar en esta lista de “canciones bonitas”, terminología que suele usar mucho mi madre. Bloom es su mejor disco, sí, pero a mi que no me quiten “All the years”, de Devotion. Brutalmente bello.
Youtube




4. Harry Nilsson – All I think about is you

No has escuchado una canción jodidamente triste y bella, hasta que no has escuchado esto. Háganme caso, jóvenes.
Youtube




5. John Lennon – Love

Amor. Nada más.
Youtube




6. El Gran Manel – La Blanca Navidad

Una bonita canción sobre el final del ocaso. ¿Autobombo? Para nada, escúchenla en mi Bandcamp y después me dicen.
Bandcamp

Comentar