Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

0 Comentarios

¿Un nuevo festival en Oropesa el 2014?

¿Un nuevo festival en Oropesa el 2014?

¿Existe la burbuja de los festivales? Esta es una pregunta recurrente que casi todos nos habremos hecho alguna vez. Si bien en los últimos años ha desaparecido más de uno y otros han mostrado abiertamente sus dificultades para encontrar financiación, también han nacido varias citas y otras han vivido una gran explosión de público y popularidad. Lo que está claro es que muchos han visto en este tipo de ocio un filón turístico.

La provincia de Castellón es paradigma de los dos casos. A un lado encontramos el Festival Internacional de Benicàssim (FIB). La empresa organizadora, Maraworld, presentó a principios del año pasado un concurso de acreedores. Tan solo unos días antes de la celebración de la pasada edición, entre fuertes rumores de una posible cancelación del evento, su director, Vince Power, anunció la venta del 65% de sus acciones a Denis Desmond y SJM Concerts.

Al otro lado se sitúa el Arenal Sound, que este mismo verano congregó en Burriana a 280.000 personas, según cifras de la organización. Tras cuatro ediciones, el festival se ha consolidado como el más multitudinario de toda la geografía nacional. ¿El secreto? El precio -con entradas desde 30 euros-. “La gente se lo toma como unas vacaciones escuchando a sus grupos favoritos”, reconocía su responsable de prensa, Tomás Abril, en una entrevista previa a la edición de este 2013.

Ante este panorama, ¿hay pastel para alguien más? Parece ser que sí, porque en las últimas semanas está tomando forma la idea de que la provincia de Castellón acogerá otro festival de verano el próximo 2014. Será en Oropesa y, según asegura la prensa regional, el alcalde de la localidad se reunirá estos días con un promotor interesado en “lanzar un evento de rock indie”.

El mismo periódico ya apunta a unos terrenos municipales como el lugar de su celebración. Concretamente, unas parcelas ubicadas junto al cementerio municipal. Estos terrenos están situados entre la carretera N-340 y la AP-7, con zonas de acampada “cerca del pueblo”. Los empresarios de la zona, según el rotativo, también se atreven a proponer posibles fechas para el futuro festival: “O a principios de julio o a finales de agosto, y no durante las semanas más fuertes del verano”. “Mejor aún si se trata de septiembre o fuera de la temporada alta”, finalizan.

Si eso no fuera suficiente, también se está estudiando la celebración de un nuevo festival en Benicàssim, localidad que el propio Ayuntamiento promociona como Ciudad de Festivales. De nuevo, la fuente es Mediterráneo, que cita declaraciones del director del festival de reggae Rototom Sunsplash, Filippo Giunta. Así, según asegura, el promotor de este nuevo evento “es de los más importantes de Europa y muy fuerte en rock, aunque también en otros estilos como el pop”. Si nos ponemos a especular, no es descabellado pensar en algo similiar al Viña Rock.

“El estilo y la fecha del nuevo posible acto en Benicàssim habría que estudiarlo todavía, pero sería una propuesta musical alternativa a la existente ya”, señala Giunta. Y es que esta es una de las claves para que estos posibles nuevos festivales funcionen en un mercado que empieza a saturarse y que puede llegar acusar el agotamiento de ideas. ¿Tendría sentido un nuevo festival a tan solo unos kilómetros de Burriana con la fórmula del Arenal Sound y tan solo unas semanas antes o después? ¿Lograría arrebatarle asistentes una nueva fórmula que no compita en precio pero sí en calidad?

Comentar