Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

0 Comentarios

Reflexiones sobre el avance del FIB

Reflexiones sobre el avance del FIB

El Festival Internacional de Benicàssim ha vuelto a la palestra. Lo ha hecho con un tardío y deseado primer avance de cartel que ha significado un respiro entre los miles de fiberos que temían lo peor después de un año díficil que llevó a la empresa organizadora al concurso de acreedores y a un rescate in-extremis para salvar la edición. No estamos ante un avance perfecto ni mucho menos defintivo, pero nos ha dado para las siguientes reflexiones:

1. Es un cartel muy FIB.

Cuando después de un año lleno de dificultades abres la boca meses después de lo acostumbrado y cuando todos los grandes festivales ya tienen una buena parte de su oferta revelada, era difícil prever lo que tendrían preparado. El resultado, a priori, ha sido un listado muy en la tónica de lo que ha sido el festival desde sus inicios, una oda a la anglofilia desde el primer al último nombre. Con un Primavera Sound en el top mundial de carteles y un Bilbao BBK Live con una fórmula calcada de los fibs más comerciales, Maraworld ha sabido desmarcarse y destacar con su propio estilo, sus propias señas de identidad y su principal target comercial.

2. Kasabian, cabeza fiel.

Dentro de este particular tono británico, pocas bandas como Kasabian pueden encajar tan bien y a la vez ser el primer reclamo de uno de sus días. Independientemente de su valor artístico o su nombre en la historia, Kasabian es un nombre muy llamativo para el público principal del festival. Es una banda viva y activa, que aunque quizás no lo sea lejos de su país natal, sí están extremadamente bien considerados en las islas británicas, tanto que son una de las principales apuestas para encabezar el Glastonbury 2014. ¿Mas motivos? Llevan 15 años en la música, el primer concierto anunciado, que celebra los 10 años de su primer álbum vendió en un rato más de 35.000 entradas a 40 libras y parece que su quinto disco llegará unas semanas antes del FIB 2014….

3. Equilibrio de generaciones.

Viendo todavía de lejos el equilibrio lo que consiguen otros festivales, el primer avance del FIB 2014 ha resultado ser una de las tandas más armónicas que se recuerdan. Por una parte tendríamos grupos dignísimos para celebrar los 20 años de vida, es el caso de Manic Street Preachers, que hicieron estallar a las masas en el año 2001, The Charlatans, uno de los cabezas de cartel del primer FIB o James, recordados aún a día de hoy por hacer uno de los mejores conciertos de la historia del festival. Estos tres grupos contentarían a una generación de nostálgicos y servirían de colchón generacional para grupos como Tinie Tempah, Jake Bugg, Courteeners o Chase & Status que cumplirían con creces lo que el jóven británico medio busca en Benicàssim y que otros años formaban en exclusiva el grosso del cartel. En el medio, y contentando tanto a veinteañeros como a los que rondan la cuarentena, encontraríamos a grupos como Tame Impala, Of Montreal, M.I.A. o Klaxons. Si siguen por este camino encontraríamos un listado de nombres decente en un amplio espectro de edades, algo que ayudaría irremediablemente a las ventas y que además contentaría a los empresarios de la zona.

4.  Confianza en lo que vendrá.

A falta de saber como lo rematarán, parece claro que todavía quedan por confirmar tres importantes nombres en la parte alta, tres de los grupos que suelen arrastran grandes cantidades de público y los que identifican al cartel con los años. Si incluimos la semi-confirmación de Paul Weller, también quedarían otros dos nombres que ejercerían de segunda espada de éstos, por lo que parece todavía pueden hacer crecer bastante el menú. Además de todo esto, el FIB no ha confirmado ni un solo nombre nacional, por lo que todavía pueden jugar y muy bien por esa parte que, aunque no lo parezca, muchos disfrutamos. Con una veintena de nombres todavía quedarían tres cuartos del cartel por revelar, y ahí encontraríamos la clase baja en la que siempre acierta el FIB. Por si todo esto fuera poco, vemos que nombres que en otros años estaban claramente en la mitad grande del cartel, ahora aparecen en la mitad pequeña, lo que nos lleva a concluir en que, sin ser un cartel sobresaliente que llame a la compra masiva de abonos, sin duda han dado en el botón para que les demos un voto de confianza. Estaremos atentos a la continuidad.

Tags

Comentar